En la variedad está el gusto (o el disgusto)

Smart Battery Case.png

¡Se ha liado la del taco! Como dirían en mi pueblo. El otro día va Apple y presenta una funda-batería para los iPhone 6 y 6S así como quien no quiere la cosa. Todos sabemos que cualquier hecho tiende a magnificarse cuando hablamos de la marca de la manzana, y este caso no ha sido una excepción. La excepción, no obstante, es que en este caso las críticas tienen razón de ser porque la fundita se las trae. Lo que ya no tiene sentido es que corran ríos de tinta diciendo que Apple está flaqueando en su punto históricamente más fuerte como es el diseño. Si a los políticos se les acusa de electoralistas cuando se acercan unos comicios (siempre he querido decir esta palabra) a los que han puesto en entredicho la calidad de los diseños de Apple (a excepción de la funda en cuestión) les acusaría de ventajistas. Ni soy ingeniero industrial, ni sé de diseño pero vamos a hablar un rato sobre el tema.

La máxima del diseño

Con el tiempo me he ido dando cuenta de que el diseño tiene una máxima que yo mismo he acuñado como: “lo ergonómico no es bonito, y lo bonito es incómodo de narices”. Tendré que refinar un poco el vocabulario pero creo que nos entendemos. Todos estamos cansados de ver esto en nuestro día a día pero voy a ejemplificarlo en varios aparatos tecnológicos.

Los ratones de ordenador son mi primer ejemplo: por un lado el magic mouse de Apple y por otro el Logitech G502 especial para gaming. El ratón de Apple es simple, elegante y queda muy bien encima de cualquier escritorio pero es tan simple que pierde intuitividad y no es fácil de usar la primera vez. Además, para cargarlo tienes que conectar el cargador en la ranura que hay en su base con lo que mientras está cargando no lo puedes usar. Se carga en escasos minutos pero aquí volvemos a ver como en Cupertino priman el diseño por encima de la funcionalidad. En el otro lado tenemos que Logitech hace un diseño feo a rabiar pero con el que los headshots en el Call of Duty van que vuelan. Funcional por encima de todo.

magic_mouse_2_charging.jpg

Otro buen ejemplo sería el iMac contra cualquier PC de escritorio. El todo en uno de Apple es el súmmum de la reducción de los elementos a la mínima expresión y otro elemento que “hace bonito” donde quiera que esté plantado. Pero… ¿y los puertos de conexión?¿dónde conecto mi pen drive? Mira en la parte trasera campeón. Para conectar cualquier dispositivo hay que jugar al típico juego de los cumpleaños americanos donde los niños tratan de ponerle la cola al burro. Aunque si ya nos ponemos en plan burros podríamos decir que es como un sábado por la noche, donde meterla a la primera no siempre es fácil. Pero tengamos un poquito de clase y no caigamos presos de los bajos instintos. Volviendo al tema, tenemos PCs de sobremesa cuyas torres tienen diseños cuestionables (y os lo dice alguien que se está montado un PC actualmente) pero que los puertos están accesibles en todo momento en la parte frontal más algunos extras en la trasera. En cuanto se popularice el USB tipo-C conectaré los discos duros externos sin mirar.

Mi último ejemplo es el iPhone y sus competidores. ¿Acaso no es precioso el iPhone?¡Pues claro!. Pero también es resbaladizo como el que más. La sensación en mano de un iPhone 6 o 6S no es mala, pero la comparas con cualquier miembro de la familia Sony Xperia y no hay por donde cogerlo. Creo que no he tenido una mejor sensación en mano nunca (ojo, no volvamos a pecar de falta de clase, malpensados) que cuando probé por primera vez un Xperia. Pero claro, si tuviera que elegir uno de los dos solo por el diseño ganaría el iPhone de goleada. Las líneas de diseño de Sony son todo lo contrario a lo que consideraría elegante.

Conclusiones

¿Diseño o funcionalidad? La Smart Battery Case de Apple parece optar más por lo segundo, siendo algo muy raro en la marca de la manzana y creo que no era su intención ni mucho menos. Ni ellos mismo se esperarían seguramente el rechazo que ha creado el producto. De todas formas no creo que Apple esté flaqueando en el diseño de sus productos, y mucho menos cuando los MacBooks siguen siendo los portátiles mejor diseñados aun cuando dicho diseño tiene ya muchos años a sus espaldas. 

apple-watch-vs-huawei-watch.jpg

¿El Apple Watch? Otro dispositivo que creó polémica y el precursor de que Apple ya no diseña como antes. En este caso, no voy a tratar de convencer a nadie porque hay dos argumentos opuestos igualmente válidos. Aun siendo cierto que la primera vez que vi el Apple Watch el diseño me dejó frío (cosas del excesivo hype) también es verdad que es un reloj que se distingue del resto. En mi caso no soy amante de la relojería tradicional y por esto me gusta llevar un reloj que no parece uno convencional y resalta entre la multitud. Por otro lado, entiendo que los que quieran un diseño más acorde con los cánones estéticos de la relojería prefieran opciones como las de LG, Huawei, etc.

Primar el diseño a la funcionalidad es algo que hemos visto hacer a Apple en algunas ocasiones. Ellos no lo admitirán como es lógico puesto que la funcionalidad es algo de lo que presumen también. Sin embargo, creo que no es malo que hagan esto ya que va acorde con su estrategia de marca: productos que entran por los ojos y convencen en el día a día. La funda-batería es un tropiezo pero no clamaría al cielo por ello a no ser que lo veamos como tendencia en el futuro.

¡Hasta la próxima!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s