¿Es la programación el inglés de nuestra generación?

learn-to-code

Hace unas semanas que no escribo nada y tenía ganas de lanzar una reflexión, breve, pero en mi opinión interesante. Con el calor que está azotando a este nuestro país imagino que no tendréis muchas ganas de pensar pero vamos a hacer un esfuerzo. Prometo que valdrá la pena. Llevo tiempo, diría que años, dándole vueltas a una cuestión, y es el tema de saber programar. Con la llegada de los smartphones, las aplicaciones y un entorno web cada vez más amigable, me asalta la siguiente pregunta: ¿es la programación el inglés de nuestra programación?

Lo geek se vuelve mainstream

No tengo nada de formación técnica ni he hecho una ingeniería, simplemente soy un ex-alumno de ADE apasionado por la tecnología y por lo tanto con curiosidad por saber programar. He hecho cursos de HTML, Python, Java (lo dejé a medias porque no me gustó) y actualmente estoy probando con Swift, que se ha vuelto muy interesante desde que lo hicieran open source. ¿Se programar? ¡Dios me libre de afirmar semejante cosa! Conozco las bases de la programación y poco más. ¿Quiero ser programador? Negativo. Entonces, ¿qué quiero decir con todo esto?

Al realizar estos cursos me di cuenta de que entendía mejor como funcionan los ordenadores, como piensan y que lógica siguen para ejecutar diferentes tareas. La tecnología, te guste o no, está presente en todos los ámbitos del día a día, desde usar una hoja de cálculo de Excel hasta controlar el software de las cajas registradoras (esas con pantallas táctiles que no funcionan nunca). Por todo esto, ¿no cobra una importancia casi vital entenderla?

A día de hoy, muchos jóvenes nos diferenciamos de la generación de nuestros padres en que hemos aprendido inglés en el colegio (a pesar del nivel del sistema educativo español) y se puede observar como aquellas generaciones ven capadas hoy en día sus posibilidades de progreso laboral porque vivimos en un mundo en el que el idioma de Shakespeare está hasta en las servilletas de los bares. Y ya no solo en el ámbito del trabajo: los anuncios de televisión, los nombres de algunos establecimientos, la comida (ahora comemos cupcakes)… todo incluye vocablos en inglés “discriminando” de alguna manera a los que no saben nada de nada. Ahora, pensad a 20 o 30 años vista y reflexionad: ¿nos quitarán el trabajo los jóvenes porque sabrán programar? No quiero decir con esto que en el futuro estemos obligados a escribir lineas de código en el trabajo, pero por experiencia os digo que si entiendes la tecnología, atajas los problemas de forma más eficaz, volviéndote mucho más productivo, y la productividad es algo clave en el mundo en que vivimos. ¿Nunca os ha pasado que perdéis el tiempo porque os falla el ordenador y no sabéis como solucionar el error?

highres_245711632

Veo a mi primo pequeño desenvolverse con el iPad y me da miedo pensar hasta donde serán capaces de llegar los llamados “nativos digitales”. Nosotros nos hemos adaptado a los tiempos, ellos vienen enseñados de fábrica.

Y esto no me lo invento yo

Para los que penséis que estas ideas mías se deben a que soy un friki y me gusta más una placa base que Malena Costa os voy a dar ejemplos concretos que seguramente os harán cambiar de opinión.

El propio Steve Jobs, que no era programador, afirmó en su día lo siguiente: “todo el mundo en este país debería aprender como programar un ordenador porque te enseña a estructurar el pensamiento”. Y no podría estar más de acuerdo. Hasta los ejemplos más simples que he hecho en los cursos mencionados antes requieren un esfuerzo de abstracción y planificación. No es difícil pero te obliga a pensar y darle vueltas a todo.

Vale, que sí, Steve Jobs también era un friki, pero no os preocupéis que tengo otro ejemplo. La iniciativa code.org es un proyecto que trata de fomentar la programación entre los niños estadounidenses de manera que en cada vez más escuelas se establezca la programación como asignatura obligatoria. Entre los abanderados del proyecto están gigantes del sector como Bill Gates, Mark Zuckerberg y Gabe Newell, pero también los hay no relacionados con la tecnología como el jugador de baloncesto Chris Bosh y el músico will.i.am, los cuales explican su experiencia programando y como les ha ayudado en su vida. Como se puede observar, los americanos ven la programación como algo básico en la formación de sus estudiantes.

Otra iniciativa interesante es codecademy.com que nos ofrece cursos online gratuitos para que los interesados puedan iniciarse desde cero en lenguajes tan populares como HTML o Python.

A todo esto, ¿y me saldrá caro aprender?

¡Para nada! Como ya he dicho existe codecademy.com donde es posible iniciarse y dar los primeros pasos. Además, existen webs como Coursera y Udemy donde es posible encontrar cursos muy buenos a precios competitivos (sobretodo los de iniciación) e incluso a veces hay promociones y descuentos. Para situaros, os diré que en mi caso he invertido un total de 14€ hasta ahora. Si buscas lo encuentras.

Espero no haber agobiado a nadie con este post. Simplemente quería lanzar esta reflexión y compartirla con vosotros porque de verdad creo que reciclarse en la vida es importante y la programación es una forma de hacerlo.

¡Hasta la próxima!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s