Smartwatches: Segundo acto

samsung-flintstones-hed-2013

Las primeras unidades del Apple Watch están llegando a las casas de aquellos “early adopters” que han decidido hacer la inversión. En estos momentos, los repartidores de UPS son las personas más queridas del mundo. Llegado este momento, creo que es hora de hacer un repaso a como se encuentra la categoría “smartwatch” en estos momentos. Mucho ha llovido desde que allá por septiembre del año pasado y recién anunciado el Apple Watch, un servidor compartiera su opinión acerca de lo que estaba por venir. ¿Acerté?

La clave del éxito no ha cambiado: desarrolladores

En mi anterior artículo comentaba que el mayor activo con el que contaba el Apple Watch era el posicionamiento y marketing que desde Cupertino se estaba gestando. A día de hoy me reitero en lo dicho. Mis amigos, aquellos que miraban la categoría de producto con recelo y desconfianza,  comienzan a preguntarme que qué opinión tengo del Apple Watch y alguno hasta medita comprarlo cuando lo lancen en España, cosa que antes con el resto de fabricantes no sucedía. No obstante, no solo de pan vive el hombre y por esto quisiera darle el mismo nivel de importancia a la comunidad de desarrolladores que va a inundarnos de apps en los próximos meses. Como pasó con los smartphones, hasta que no lleguen los Foursquare de turno y nos descubran utilidades antes inimaginadas en un smartwatch, éstos no van a terminar de despegar. Ese momento llegará, pero probablemente tardemos aun un año.

IMG_1001

De nuevo, Apple le lleva la delantera al resto (el ser la App Store más rentable imagino que ayuda) ya que no paro de ver actualizaciones de apps que ya añaden soporte al Apple Watch desde que aun faltaban semanas para estar disponible. Android Wear también cuenta con multitud de apps para descargar, pero los desarrolladores se están poniendo las pilas con sus apps para smartwatch desde que Apple anunció el suyo. Hoy por hoy lo visto en la plataforma de Apple dista mucho de aportar el valor necesario para que los smartwatches se popularicen. Sin embargo, tengo la sensación de que el momento llegará antes que en Android Wear por varios motivos: el primero coincide con lo que ocurre actualmente con el iPhone y el resto, y es que desarrollar una app para el primero es más rentable. Segundo, los rumores apuntan a que Apple ha colocado ya casi 3 millones de unidades (por confirmar) en tan solo unas semanas, cuando el resto de fabricantes apenas rozan el millón entre todos. Argumentos de sobra como para pensar que dentro de poco tendremos razones de mayor peso para comprar un Apple Watch. Lo mostrado por la compañía de la manzana mordida en la última keynote fue una propuesta interesante. Ver a Kevin Lynch abriendo la puerta de su garage desde el Apple Watch es de esas cosas que te sacan un “wow”, para justo después volver a la realidad y darte cuenta de que no tienes garage. Seguro que hay alguien mirando préstamos para reformar su casa LOL.

¡Tranquilos! El resto de fabricantes no se ha dormido

apple_samsung_smart_watch

Tuve la suerte de poder asistir al MWC de Barcelona este pasado marzo y saqué dos conclusiones acerca del futuro de los smartwatches: la primera es que cada vez los relojes inteligentes son más bonitos y estéticamente parecen un reloj “normal” (hay quien lo prefiere y hay quien no también). La segunda es que Android no va a tener el monopolio, por lo menos en un principio. Aunque la mayoría de compañías están usando Android Wear en alguno de sus modelos, sorprende ver como LG y Samsung poco a poco intentan quitarse los grilletes impuestos por Google. Estuve probando tanto el Samsung Gear S como el LG G Watch Urbane LTE y tengo que decir que ni Tizen ni WebOS tienen nada que envidiarle a Android Wear. Sin embargo, esta última tiene el potencial de conseguir una gran tienda de aplicaciones en el futuro, cosa que con las otras dos tengo mis dudas, existiendo el peligro de quedarse como un bonito experimento, pero uno fallido.

Por otro lado, algo que veremos probablemente en el próximo Google I/O, sea la apertura de Android Wear hacia iOS. Puede parece una minucia pero llegado el momento será un punto de inflexión. No me gustan los estereotipos, pero pienso que los usuarios de iPhone pueden ser potencialmente compradores de smartwatches en el rango de 100€ a 300€ más que a la mayoría de usuarios Android gama media y baja. Los productos en ese rango de precio son muy interesantes para los próximos años ya que pueden servir para que los usuarios conozcan la categoría y comprueben si realmente les aporta el valor que antes comentaba.

Conclusión: la nave se prepara para el despegue

Estamos aún muy lejos de que en las reuniones con los amigos exista otro dispositivo que haga que si ya de por sí habláis poco, lo hagáis aun menos, pero estamos más cerca que hace unos meses. Puede parecer una obviedad pero no lo es, ya que mucho se ha hablado de que los smartwatches y los wearables en general eran simplemente una moda. Poco a poco se va demostrando que no.

¿Me compraré yo un smartwatch próximamente? Dadlo por hecho. Lo que no entiendo es como no tengo uno ya 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s