La obligación moral de la tecnología 

FullSizeRender

Para quien no lo sepa llevo una semana en la India, y aun me queda otra por delante. No tenía pensado publicar ningún post en mi estancia aquí, pero después de lo vivido hasta el momento me veo en la necesidad de hacerlo.

Desde el principio (y como es lógico) he tratado de hacer las típicas cosas de turista de la forma mas tecnológica posible, como por ejemplo llevar la tarjeta de embarque en el móvil, Google Maps para moverme por la ciudad o usar un conversor de divisas mediante una app. Nada del otro mundo para mi, pero no la primera opción para muchos.

¿Y que me he encontrado al llegar a India? Contraste. Ya dicen que India es probablemente el país con mayor desigualdad del mundo, y no es una afirmación falsa precisamente. En menos de dos calles, pasas de ver a una persona bien vestida, llevando unas Rayban y con smartphone de gama alta, a ver gente pidiendo limosna, cuyo mayor objeto tecnológico es un feature phone (estilo Nokia 3310) que comparten entre todos los integrantes de la familia. Esto en el mejor de los casos.

IMG_0900

 Durante esta semana he estado muy pensativo. No es fácil revertir esta situación y conseguir mayor igualdad en un país tan poblado como India. Sin embargo, creo firmemente que la tecnología puede facilitar mucho las cosas. Las empresas tecnológicas, en mi opinión, tienen la obligación moral de hacerlo. No basta con proyectos como Android One (aunque se agradecen) hay que ir más allá. Hay que garantizar el acceso a internet (Facebook y Google ya están en ello) y a partir de ahí que todo el mundo que ahora no puede, tenga la oportunidad de tener una educación y un mayor acceso a la información.

A lo mejor estoy siendo demasiado idealista, pero creo que el primer mundo tiene la obligación de hacer algo más. En un país como India donde el sistema de castas sigue muy presente en la sociedad, las oportunidades son limitadas, pero estoy seguro de que si proporcionamos las herramientas necesarias, crearemos oportunidades para las personas que ahora no las tienen.

En el momento en que escribo estas lineas me encuentro en el avión desde New Delhi a Mumbai para proseguir con el viaje. Simplemente quería dejaros esta reflexión fundamentada mas en sentimientos que en datos objetivos, pero no por ello menos legítima.

¡Hasta el próximo post!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s