La necesidad de regular la tecnología con sentido común

google-union-europea

Creo que es la primera vez desde que escribo en este blog que el titular del post es tan directo, sin doble sentido, sin ironía, sin nada que ocultar. La razón es porque estoy indignado, indignado con la Unión Europea. Hace unos días saltó la noticia sobre que la UE tiene la intención de “partir” Google en dos, separando la parte del buscador de la parte de servicios (Maps, Youtube, etc). El motivo no es otro más que regular las prácticas monopolísticas del gigante de los buscadores. Lo diré claro: ¡Ni tiene sentido ni es justo!. Mucho menos cuando los señores de la UE dejan que una startup como Uber campe a sus anchas y le esté haciendo una competencia tan desleal a los taxistas, ejemplo que usaremos en este artículo.

Google no es un monopolio 

company-products

Que la UE es el principal organismo encargado de regular prácticas monopolísticas dentro del territorio europeo es algo que no nos sorprende, y además pienso que es algo necesario. Los monopolios frenan el progreso y la innovación en cualquier sector. Si no hay competencia, ¿qué necesidad hay de invertir en nuevos productos e innovaciones? mejor centrarse en ganar dinero y sentarse a verlas venir, además de procurar que no entre ningún competidor abusando de tu posición dominante. En estos caso, la UE hace el magnífico trabajo de evitar que se produzcan este tipo de prácticas. Pero en el caso de Google, creo que han perdido el norte. Si Google posee el 90% de la cuota de mercado es porque es simplemente el mejor buscador, a años luz del resto. A pesar de esto, no es una empresa que se detenga y deje de innovar, sino que continúa creando nuevos productos y servicios que hacen que el mercado avance y beneficiando a los consumidores finales.

Habrá quien se acuerde de cuando Microsoft fue obligada a no preinstalar Internet Explorer y dar diferentes opciones a los consumidores cuando usaban un ordenador con Windows por primera vez. A mi forma de verlo son casos muy distintos, ya que en aquella época cuando te comprabas un ordenador no había (casi) elección posible en cuanto a sistema operativo, era todo Windows y por lo tanto los demás navegadores no tenían visibilidad alguna. Sigue siendo injusto, porque el hecho de que Microsoft tuviera el sistema operativo más extendido a nivel mundial fue gracias a un gran trabajo por su parte. No obstante, justa o injusta tiene más sentido esta decisión. En el caso de Google no lo tiene, ¿quién te obliga a usar Google como buscador? nadie, tienes opciones a raudales y de empresas tan reputadas como Yahoo! o la propia Microsoft. Sigo sin verle el sentido al porqué del ensañamiento de la UE con Google.

Y Uber hace lo que quiere  

uberprivatedriver

Todo el que me conoce sabe que soy partidario de cualquier tipo de tecnología, siempre y cuando mejore nuestro día a día y nos ayude a ser más productivos. También me encanta ver como estas tecnologías ayudan a crear nuevos modelos de negocio antes inimaginables. Pero Uber es la excepción que confirma la regla. No es justo que sin licencia alguna, cualquiera pueda ser “taxista”. No soy simpatizante del gremio de los taxistas, es más, los compararía con los trileros de las ramblas de Barcelona, con la diferencia de que van en coche. Sentimientos míos aparte, esta gente trabaja muy duro y tiene que soportar atrocidades a diario (en el turno de noche ni te cuento) para llevar un sueldo a casa, y con esto no se juega.

Las licencias de taxi tienen un coste elevado, hace falta un carnet de conducir especial y más requisitos que los usuarios de Uber no necesitan, pudiendo ofrecer un precio más barato al pasajero. Básicamente, es trabajar en B. ¿Y a la UE le da igual esto? No me lo creo. Algunas ciudades como Barcelona han prohibido el uso de Uber, aunque es muy difícil de controlar. A pesar de todo, Uber me parece una gran innovación, pero se tiene que regular para que ambas partes, taxistas y usuarios de Uber, compitan en igualdad de condiciones.

Conclusión

Las nuevas tecnologías y las innovaciones a menudo chocan con el “mundo” tradicional, y para bien o para mal, cuando la tecnología llega a un lugar, arrasa con lo que hay y remueve los cimientos. Es necesario regular la tecnología de modo que no roce la ilegalidad, ya que las leyes por las que nos regimos no están preparadas para determinadas innovaciones ni se actualizan al mismo ritmo que avanza la sociedad, por desgracia.

¡Nos vemos en el próximo artículo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s