Tú antes molabas Google

google-money copy

La semana pasada vimos como Google presentaba la nueva hornada de dispositivos de la familia Nexus. El Nexus 6, Nexus 9 y el nuevo Nexus Player. Hay opiniones para todos los gustos pero la sensación general es de decepción con el Nexus 6 (dispositivo sobre el que se va a centrar el artículo) ya que ha casi duplicado el precio con respecto a lo que nos tienen acostumbrados en Mountain View. La estrategia había sido siempre la de lanzar un smartphone de gama alta a precio de gama media, pero esos 649€ para el modelo más básico “pican” si tenemos en cuenta lo que costó el Nexus 5 hace justo un año (349€). Además, Google se ha metido de lleno en la categoría phablet con este smartphone de 5,9’’. Algo ha pasado para que Google dé este giro de 180º. Tras un poco de investigación y de darle bastantes vueltas al tema en Namastech tenemos muchas teorías. Seguid leyendo y descubriréis qué ha pasado.

Cuando vas a una fiesta sin que te hayan invitado…

Cierto es que Android ha sido lo mejor que le ha pasado a Google en su historia, y que el ecosistema que están construyendo alrededor del androide verde va a dar mucho que hablar en el futuro. No obstante, cometeríamos un grandísimo error al pensar que Google ha dejado de ser una empresa solo de software, es más, yo diría que nunca ha sido una empresa de software. Por lo que realmente se ha caracterizado Google es por ser una empresa de servicios, concretamente de anuncios. Google ha sido y es una empresa que basa su modelo de negocio en la publicidad. Todo lo que ha construido alrededor de este modelo de negocio (desde Gmail hasta Android) ha sido con el fin de mejorar el servicio de publicidad que ofrece. Es cierto que todo este desarrollo de servicios para el usuario también reporta beneficios pero al final del año, el grueso de la facturación se lo lleva la publicidad. De todas formas, hasta aquí no he dicho nada que no sepamos ya.

ClickOnAd

El verdadero negocio de Google: la publicidad

¿Y por qué los Nexus entonces? Aclararemos primero que el hardware no corre a cargo de la propia Google, sino que se hace en colaboración con un fabricante especializado, desde Samsung hasta Motorola en el caso de Nexus 6. El problema ante el que se encontraba Google hace unos años (y que sigue estando presente) es el de la fragmentación de Android. La naturaleza abierta de Android es una maravilla para los fabricantes y usuarios pero conlleva que los terminales no se puedan actualizar de forma inmediata cuando Google lanza una nueva versión de Android, ya que necesitan tiempo para volver a añadir su capa de personalización. Lanzar un Nexus tenía todo el sentido del mundo para luchar contra la fragmentación: 1. Experiencia Android pura sin capas de personalización, cosa que muchos usuarios valoran positivamente. 2. Dispositivos que se actualizan el mismo día que sale la nueva versión del sistema e incorporan las últimas novedades y 3. A causa del punto dos los desarrolladores se ven “forzados” a incorporar las novedades que trae cada nueva versión en sus aplicaciones ya que la base de usuarios en suficientemente grande y atractiva. Todo esto combinado con una relación calidad/precio absolutamente brutal que ha provocado que se vendan millones de unidades. El fenómeno Nexus había comenzado y el estigma que suponía la fragmentación en Android parecía verse aliviado de algún modo.

…y encima viene la policía a acabar con la fiesta

Y los agentes de policía implicados en la clausura del chiringuito son Samsung, HTC y compañía. Viendo el ruido que estaba generando la fiesta es normal que alguien se haya quejado. Por un lado tenemos a una Google cada vez más “controladora” con la forma en que los fabricantes usan Android, por ejemplo poniendo medios para que éstos no “copien” los servicios que la compañía del buscador instala por defecto en cada versión de Android o presionándolos para que actualicen sus terminales a las últimas versiones, pero por otro lado, Google les está haciendo competencia directa en el terreno flagship a un precio insuperable. Si una cosa no es justa, la otra tampoco. Mucho se ha rumoreado sobre los toques de atención que Google le habría dado a Samsung acerca de “duplicar” los servicios de los de Mountain View en sus smartphones, incluso llegando a decirse que se han firmado contratos para impedir que esto suceda. Nunca sabremos que hay detrás de todo esto realmente, pero lo cierto es que hemos visto como Samsung ha ido cerrando servicios que antes preinstalaba en sus terminales por defecto. No obstante, y a juzgar por el movimiento de Google con el Nexus 6, parece que Samsung y compañía podrían estar cediendo a las exigencias del gigante de los buscadores a cambio de que Google dejara de hacerles la competencia de forma tan “desleal” con los Nexus, pasando así a competir de tú a tú tanto en precio como en especificaciones.

samsung-google-apps-deal

Por otro lado, Google anda enfrascada con Android One, que para quien no lo sepa es la forma con la que quieren expandir Android en mercados emergentes, proporcionando la experiencia “Nexus” a bajo coste. Entonces mi pregunta es, ¿ha reenfocado Google la gama Nexus hacia mercados emergentes? es muy probable, y la razón podría ser luchar contra la fragmentación desde un principio en nuevos mercados. Además, en estos mercados la competencia con los fabricantes se va a dar en la gama media/baja donde cada uno tiene sus armas pero compiten en igualdad de condiciones.

Conclusión

Ha sido una maniobra que nadie esperaba y lo cierto es que en mi opinión es acertada. Es una lástima que vaya a ser el fin de la gama Nexus en smartphones tal y como la conocemos, ya que  por ejemplo, el Nexus 5 ni lo han actualizado con hardware de este año. Lo cierto es que en la balanza de Google pesa más el tener contento a los fabricantes que usan Android y no el vender un teléfono propio. Samsung, HTC y compañía venden millones de teléfonos al año, lo que es clave para la estrategia de Google que al fin y al cabo es mejorar su servicio de publicidad y llegar al mayor público posible. Como ya hemos dicho, Google se va a centrar en expandirse en mercados emergentes con el proyecto Android One consiguiendo hacer llegar Android a todavía más millones de usuarios a la vez que lucha contra la fragmentación de su plataforma desde un principio.

Vuelvo a decir que es un movimiento acertado en mi opinión, pero no puedo evitar parafrasear a Los Simpsons: “Tú antes molabas Google”.

¡Hasta la próxima!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s