Whatsapp: Crónica de una muerte anunciada

wpid-whatsapp1

Lo admito, odio Whatsapp. Bueno, odio precisamente no, pero mi relación con esta app es cuanto menos extraña. Por un lado, le estaré eternamente agradecido por haber conseguido mejorar las comunicaciones móviles y permitir que dos personas (o más) se puedan comunicar entre sí casi al instante desde su móvil. Por otro lado, no me gusta la dejadez de la aplicación. Por dejadez me refiero a cosas como el diseño (mejorable) y la falta de actualizaciones periódicas. Solo hay que recordar lo que tardó en actualizarse a las pantallas del iPhone cuando este creció hasta las 4’’ (más de 2 meses) o en adaptar su diseño a iOS 7 (casi 3 meses). Veremos lo que tarda en adaptarse al nuevo Material Design de Google.

Es fácil criticar a la aplicación, pero me siento hipócrita ya que la uso a diario, y es que a pesar de las carencias también tiene unos aspectos clave que la han llegado a convertir en casi la única alternativa actualmente:

  1. Base de usuarios: con alrededor de 500 millones de usuarios activos al mes se hace difícil cambiar de aplicación de mensajería para el usuario común ya que todos tus contactos usan Whatsapp. El hecho de haber sido pionera y multiplataforma (recordemos que existía incluso versión para Symbian) le ha permitido adquirir una base de usuarios de la que ni Twitter puede presumir.
  2. Facilidad de uso: Whatsapp es fácil. Abrir y hablar. Y nada más. El resto de competidores, tratando de diferenciarse, han incluido una serie de características que no hacen más que añadir complejidad a la aplicación. Al final, lo que un usuario standard quiere es abrir la aplicación, seleccionar el contacto y hablar. Es por esto que Line para mí nunca ha sido una opción. La aplicación japonesa añade un timeline (como si no hubieran ya bastantes en nuestra vida diaria) donde tus contactos pueden dejar mensajes, fotos… es decir, una especie de Twitter dentro de Line. Habrá quien lo encuentre una gran idea, pero en mi opinión solo hace que añadir complejidad y ralentizar la aplicación. Uno ya se empieza a cansar de que todas las aplicaciones tengan que tener un “componente social”.

Sin embargo, echo en falta una serie de características que Whatsapp no posee:

  1. Multidispositivo: Whatsapp solo tiene aplicación para smartphone, ¿que pasa con las tablets?¿y con los ordenadores de sobremesa/portátiles? Personalmente es algo que echo en falta y que otros competidores ya hacen. Le da valor añadido a la aplicación ya que según el momento es más cómodo responder desde el ordenador/tablet y no desde el móvil.
  2. Dejadez: ya lo hemos comentado antes pero es que es un punto clave. Como aplicación de primera línea, al igual que Facebook o Twitter, es incomprensible que no se actualice para adaptarse a los nuevos sistemas operativos desde el momento del lanzamiento.

El perdedor encubierto: Facebook 

facebook-whatsapp

Es bien sabido por todos que Whatsapp fue comprada por Facebook a principios de año. Ese día se le puso fecha y hora a la muerte de Whatsapp, pero solo Facebook sabe cuando es. Mi teoría es que Facebook compró Whatsapp para acabar con ella y a continuación expondré el porqué.

En un mundo donde una sola red social acumula más de 1.200 millones de usuarios activos al mes ¿no sería lógico y normal que fuera una alternativa en cuanto a mensajería instantánea?. Parece ser que no. Hasta hace poco cuando decidieron separar el chat de la aplicación principal de Facebook ni se le consideraba un competidor en esta área. Aquí está el gran fracaso de Mark Zuckerberg. Si consideramos el perfil de Facebook como una agenda de contactos ¿acaso no es más grande que la de tu propio móvil? De hecho es probable que los únicos contactos que te falten sean tus padres y algún que otro familiar, pero por otro lado tienes una lista de contactos de la que no te tienes que preocupar si algún usuario cambia de número de teléfono, email etc. Es autoactualizable.

En resumen, Facebook cuenta con todo lo necesario:

  1. Aplicaciones en todas la plataformas y tipos de dispositivo.
  2. La base de usuarios más grande del mundo.
  3. Soporte de una gran empresa como es Facebook y lo que esto supone a la hora de inversión, recursos y actualizaciones frecuentes.

Entonces, ¿qué han hecho mal?. Y la respuesta es: la implantación. Recuerdo la época en la que Facebook comenzaba a implementar el chat en sus aplicaciones móviles. La verdad es que no funcionaba del todo bien, ya que para ver un mensaje tenías que entrar en la app y actualizar su contenido para ver si había algún mensaje nuevo. Teóricamente, te debía llegar una notificación push cada vez que alguien te hablara por Facebook pero  por desgracia no era fiable. Conclusión, Facebook en el móvil no daba sensación de conversación en tiempo real, parecía más como mandar un email. Es un tema de posicionamiento, tanto Whatsapp, Facebook o el email son formas de mensajería instantánea, pero en la mente del usuario la sensación de conversación en tiempo real solo se da en Whatsapp, ¿o quién no se sigue sorprendiendo cuando envías un mail y te responden al instante?.

El ganador del combate ya está decidido

Slide1

Para concluir este post, haré de adivino y voy a describir los siguiente pasos que va a dar Facebook para deshacerse de forma silenciosa de Whatsapp:

Actualmente ya tenemos Facebook Messenger como aplicación aparte separada de la aplicación principal y, además de poder hablar con tus contactos de Facebook puedes mandar mensajes a personas de tu agenda que también tengan la aplicación (lo de no tener a papá y mamá en Facebook se va solucionando). Por lo tanto, Facebook, hoy por hoy, cuenta con dos aplicaciones que compiten entre sí.

Llegará un día en el que nos despertemos y desde California llegue una actualización para Facebook Messenger que diga lo siguiente: “añadimos compatibilidad con Whatsapp. A partir de ahora podrás usar Facebook Messenger para hablar con tus contactos de Whatsapp”. ¿Qué va a ocurrir? cada vez más personas verán innecesario tener las dos aplicaciones en el móvil, con tener una sola será suficiente. Primer asalto ganado por Facebook Messenger.

Seguirá pasando el tiempo y una mañana llegará un comunicado de prensa de Facebook que diga lo siguiente: “lamentamos comunicar que vamos a dejar de desarrollar Whatsapp para centrarnos únicamente en Facebook Messenger. La aplicación seguirá funcionando   pero dejará de recibir soporte por nuestra parte”. Gancho de derechas que deja a Whatsapp tumbado en la lona. Los rezagados que aún no habían dado el salto a Facebook Messenger ya no tienen excusa.

El tiempo para que mi predicción se cumpla solo Facebook la sabe, ¿1 año?¿2 años?¿nunca? lo que sí que es cierto es que desde que Facebook compró Whatsapp pocos cambios hemos visto en la segunda, más allá del anuncio de añadir llamadas de Voz IP en el corto plazo. Este hecho reafirma mi teoría.

¿Y que pasa con los 19 billones de dólares pagados? Muchos pensarán que una empresa no va a pagar semejante cantidad de dinero solo para “hundir” una aplicación, pero mi pregunta es la siguiente: ¿cuáles son las ganancias potenciales de ser el líder en mensajería instantánea con más de 1.200 millones de usuarios activos mensualmente? Solo el tiempo (y Facebook) lo saben.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s